Estoy aterida, fetal, muevo la cabeza y una luz rasante me convierte en lobo hambriento. Un vaso de agua, un cubo de cristal con flores y alcohol. Mi cabeza muda mira un paisaje austral arrastrado por albatros heridos. Estoy tendida en una playa helada. Soy en el transparente amanecer del hielo. El 12 de abril me voy a la Tierra del Fuego



Cosquín, marzo 1981